Cumpleaños muy especial.

9:41:00 9 Comments A+ a-

   Llegó el día, mi niño especial cumple siete añazos como siete soles.
  Al margen de tener dos niños lo más antipedagógicos posible, y en su momento haberme enfadado conmigo misma por no haber apretado más las piernas y haberlos aguantado hasta el uno de enero, hoy me encanta que sean dos niños navideños, me parece el mejor regalo de reyes anticipado.
   Estoy esperando a que mi siete me regale una de sus sonrisas deslumbrantes, marca de la casa, y me de un abrazo de oso. Hoy no pienso soltarle en todo el día, y si quiere pasárselo comiendo bizcocho y leche, pues que lo haga, que se lo consiento todo.

Fun, fun, fun

8:45:00 0 Comments A+ a-


   Superada la operación salida, con las maletas violeta pasión y tortugas encajadas en el maletero del Grandis, el viaje a nuestra querida Costa Blanca (una, que es de Benidorm y cada vez que va se lleva medio Madrid a cuestas) se ha hecho eterno. Con tres paradas tras los "Me hago piiiiiis" de turno del de tres, que siempre se quedaron en un "ya no tengo ganas", y la meadita encima correspondiente a cinco minutos de la llegada, concluimos con éxito la segunda parte de nuestro plan vacacional.
  Pues ya estamos. Ahora, sin más dilación, a celebrar el cumpleaños del monstruo, ¡con bolas y todo! que no sabes tú las ganas que tiene una de ir de celebreo recién llegada de un viaje de cuatro horas y media, con los tres berreando, espitosos por los nervios benidormenses, habiendo dormido, para no perder las buenas costumbres, cinco o seis horitas como mucho.

Y entonces llegó Él.

8:22:00 0 Comments A+ a-


   "Y entonces llegó él, y con él sucumbieron naciones enteras, llegaron plagas y el caos reinó durante tres años, con sus días y sus noches"
   Perfectamente esta frase podría hacer referencia a algún pasaje del Apocalipsis, o qué te digo yo, a algún guión de las películas de Bruckheimer que tanto aborrezco, pero no, quien nos conozca sabe que están escritas para mi casi tres, que llegó al mundo tal día como hoy y vino a ponérnoslo todo patas arriba.
   Quién nos iba a decir con lo malito que estuvo, que cumpliría tres añazos siendo un niño sano, listísimo, espabilado y travieso como el que más. A lo mejor es por eso, porque es nuestro milagro particular, la razón de haberlo achuchado tanto, de querer dormirlo en brazos todavía, de haberme resistido a retirarle la lactancia materna a pesar de que ya esta vaca no daba para más, de seguir aspirando su aroma como si fuese un recién nacido y de no querer que crezca nunca más.

El baúl de la Piquer.

7:35:00 0 Comments A+ a-


  Si aún no me había recuperado de los cuatro festivales, que de navideños sólo han tenido la decoración y el repetitivo discurso de la directora del cole de la segunda y el tercero, ahora llega la operación salida, que no sé yo si le tengo más miedo aún que a las coronas de flores de goma eva...
   Porque vamos, eso de "Por fin son vacaciones" para mí significa "Por fin tengo durante las próximas tres semanas a los tres en casa, a tiempo completo, y con el padre incluído". Es pensarlo y me dan ganas de meterme en la cama y hacerme una bolita.
   Los preparativos del viaje, el viaje, la semana, el preparativo de la vuelta, la vuelta,  arreglar la casa porque cómo se quedó todo antes de irnos..., y, ¡oh Dios mío! aún quedarán dos semanas de feliz convivencia familiar.

Estirando que es gerundio.

18:48:00 0 Comments A+ a-

   Pues como en casa no teníamos jaleo, entre la vida dividida entre dos colegios, el inglés de extraescolares, el tenis de uno, la equitación adaptada del otro, el suzuki de otros tantos... a la niña le faltaba el Club de Gimnasia Rítmica.
   Tras probar dos años en el colegio, y estar encantada de haberse conocido, mea culpa que, viendo aptitudes en la niña, la cambié a un Club donde iban las hermanas mayores de dos amiguísimas. En qué hora. Yo no estoy preparada para estos eventos tan profesionales. A mí dame un baile de fin de curso con tres saltos y un movimiento de culillo gracioso y me doy por satisfecha. Pero no.

Nominada a premios Dardo

16:30:00 1 Comments A+ a-

   Pues no, en esta ocasión no voy a relatar ninguna de mis cotidianas aventuras, ni a lamentarme de mi falta de sueño, ni a volver a explicar por enésima vez que, aunque mi casi tres dice hacer "caquitas arco iris"  (hoy de nuevo), por más que miro y remiro sólo veo mucho trabajo de limpieza en el baño y una imaginación que no cabe en ese cuerpecito, qué le vamos a hacer.

   Hoy quiero compartir el hecho de que he sido NOMINADA A LOS PREMIOS DARDO de la mano de Cuéntamelo Bajito, desde aquí un agradecimiento enorme y un beso hasta el firmamento y todos los planetas, como diría mi cinco y pico.

El pollo en pijama.

21:30:00 0 Comments A+ a-

   La verdad es que los domingos es de los pocos días en los que nos da por utlizar el horno. Entre semana, con eso de que cada uno tiene un horario diferente, yo a la una de la tarde, ya con 8 ó 9 horas danzando por el mundo, suelo estar comiendo. Y mira tú, que me apetecía un pescado al horno con sus patatas, cebollita, su vino...lo que viene a ser un homenaje para mí misma.
   Pues no.
  Y es que el padre de las criaturas ya lo tenía todo bien pensado y bien atado. Estoy segura de que ha sido una larga e intensa semana de planificación y maquinación a mis espaldas, al igual que lo del barro. Segurísima.
   La excusa comienza con el hecho de que comer los cinco a la vez en una mesa es algo que se limita a Navidades y festividades varias. Es prácticamente una prueba del Gran Prix en plan "a ver quién aguanta más sentado", que siempre ganamos nosotros dos...

Un domingo en el barro.

19:30:00 0 Comments A+ a-

    Llega el momento de afrontar un largo, larguísimo domingo, lluvioso, que comienza a las cinco de la mañana, minutillo más minutillo menos. Sí, estos son mis hijos, la alegría de la huerta incluídos los fines de semana ...
   Claro, a las diez ya has jugado tropecientas veces al escondite mientras haces camas ("mami mami...búscanos pero NO mires en mi armario, ¿eh?") y recoges ropa por toda la casa (por TODA la casa, es increíble),  has puesto dos lavadoras, has recogido otras tantas, te has tomado tres cafés con leche que ya empiezan a hacer mella en tu pulso y el de casi siete lleva más de una cuarta de programa de trabajo diario realizado. Y son las diez A.M.

Yo tengo un tallarín, tú tienes un tallarín...

19:00:00 3 Comments A+ a-

   Cuando mi casi siete era un bebote se pasaba el día llorando, bueno, el día y la noche. Más tarde comprendimos que no era una venganza personal, que era su sistema neurológico que estaba totalmente desorganizado. Y sólo había una cosa que le podía calmar: la música.
   ¡Ay, el poder terapéutico de la música! Ese padre cantándole la canción del Zapador para dormir, o esa madre haciendo acopio de todas las canciones de campamentos, coros, y LP's de juventud que te vienen a la mente a borbotones, a ver si con una de esas la criatura encuentra algún estímulo relajante y se calma.
   Y cuando ya afónica, con las cuerdas vocales en pie de guerra, cuando crees que no vas a poder sobrevivir un día más a los berridos del papá cantando marchas militares (padre que tiene el mismo sentido de afinación que una cabra montesa), vas y descubres a los CANTAJUEGOS, y contigo, tu hijo, y ahí sí que lo has perdido para siempre.

Listas y circulares, compañeras de viaje.

11:36:00 0 Comments A+ a-

   Las listas. Esas compañeras inondicionales sin las que no sabríamos como sobrevivir al día a día.
   Sí, ya sé que es un tema muy manido, que no hay blog que se precie que no tenga un post dedicado a ellas, pero no puedo resisitirme, porque sin ellas mi vida sería un auténtico caos.
   Dudo que a estas alturas haya alguien que no funcione con listas. Y no necesariamente ha de ser una madre medio loca y estresada, yo ya las hacía de jovenzuela y no sólo para organizar la compra.
   Que levante la mano el que no haya aprovechado una servilleta perdida en la cocina para apuntar las cuatro cosas que te faltan en la nevera.

Sobrevivir a Cortylandia en cinco pasos.

20:00:00 1 Comments A+ a-

   Ayer fue el día. EL DÍA. Había que hacer la visita de rigor a Cortylandia, parar en Sol e intentar entrar en la Plaza Mayor. Digo intentar porque nunca habíamos conseguido que Rodrigo superase el exceso de estímulos visuales y auditivos, y mucho menos toda esa multitud alrededor de él. El estrés que le provoca es tal que empieza a gritar agobiadísimo el pobrecito y tenemos que dar marcha atrás. Buscando mil excusas para aplazar lo inevitable al final me ví embarcada con los tres churumbeles caminito del centro, tratando de encontrar mi punto de paz interior a sabiendas de lo que nos esperaba.

Y se armó el belén.

16:00:00 0 Comments A+ a-

   Literalmente, ayer por la tarde.
   Como cada año desde hace unos cuantos, hay un día entero dedicado para la preparación, montaje, deleite y -ahora con el de casi tres- posterior destrucción de nacimiento y árbol de Navidad.
   Los roles están claramente repartidos: mi costilla baja las cajas, roba musgo del campo y prepara el aparador del salón para colocar todo el nacimiento en perfecta sintonía en unos quince minutos, y yo preparo el inmenso árbol, recojo y limpio en lo que vienen a ser varias horas.
   Ya sé que no es un reparto muy igualitario, pero era eso o dejar la decoración del árbol en sus manos. Y el hecho de imaginármelo todo lleno de espumillón añejo, bolas colocadas sin sentido, con mezclas de colores imposibles...sólo de pensarlo me produce un sarpullido. Porque podrá tener muchos dones, pero el sentido de la estética no está en su carga genética, qué se le va a hacer...

Chinos, ratones y flores. La típica estampa mavideña.

17:30:00 0 Comments A+ a-

  Los festivales de Navidad. Ese gran misterio.
   Hay todo un universo en torno a los profesores excesivamente creativos y a esas licencias artísticas prenavideñas...
   Atrás quedaron los pastores, pastorcillas, estrellitas y personajes belenistas varios.
  Ahora lo que toca es hacer un ejercicio de introspección a principio de curso, extraer traumas infantiles y darles forma de función navideña. Todo un proceso terapéutico.

Vuelve a casa vuelve.

7:35:00 2 Comments A+ a-

   Y después de ocho meses ya lo tenemos aquí. Por fin.
   No, no me voy a hacer la dura porque ha sido duro, durísimo.
   Lidiar con tres ya de por sí puede resultar agotador, pero es que el de casi siet, mi niño especial, requiere una dedicación y exigencias tales, que se necesita a una persona casi a tiempo completo para él. Y eso ha sido claramente impensable.
   Aunque por las mañanas seguimos al trote repartiendo niños en horarios imposibles, se acabó la locura de recogidas, intentando desarrollar el don de la ubicuidad...

Sí da, No da.

14:00:00 0 Comments A+ a-

   Hace unos días leí en un medio que se alertaba de un repunte del SIDA en España debido a una relajación en conductas preventivas y campañas de sensibilización, especialmente en chicos jóvenes homosexuales...
   Y los pelos como escarpias.
  Soy de la generación del "SI DA, NO DA", de la que durante los noventa se vio inundada de folletos, panfletos, anuncios y clases de educación sexual en el colegio. Yo dudo que hubiese alguien durante aquellos años que desconociese las vías de transmisión del VIH.