Mamás lactantes: cómo no hacer una entrevista de trabajo.

9:37:00 17 Comments A+ a-

   Hubo un tiempo, durante mi etapa de crianza, en el que todavía me llamaban para hacer entrevistas de trabajo (sí, sí, increíble pero cierto).
   La verdad es que siempre las he afrontado con cierta tranquilidad y confianza, porque una juega en casa y eso quieras que no ayuda (que he estado del otro lado, vaya). Así que al conocer métodos, truquillos, estrategias y trampas, vas casi de sobrada y con una seguridad de diva que echa para atrás.
   Tan sólo hay una, una ocasión en la que durante el transcurso de la misma me sentí tan mal, tan superada, infravalorada, y poco respetada que aún hoy, casi cinco años después, me comen los demonios al recordarlo.
   Mi 5 y pico tenía meses. Y era una oportunidad fantástica, con jornada intensiva, hasta las tres de la tarde, en una entidad de cierta envergadura aquí en Madrid, con un puesto de responsabilidad hecho prácticamente a mi medida, y, habiendo pasado una criba inicial de casi trescientos candidatos. Hay que imaginarse el subidón que da eso, la verdad.
   La entrevistadora estaba embarazada de unos siete meses, calculé yo así a ojo echando vistazo a panza y ojeras. Y mientras me sentaba me frotaba las manos.
   Una hora después salí casi llorando, agobiada, culpable y casi frustrada, ¿por qué? por haber sido madre dos veces (si supieran que aún tendría que venir otro...) y concretamente madre especial.
   Mis conclusiones, tras aquella nefasta experiencia fueron las siguientes:
   -  Nunca hay antiojeras suficiente. Le faltó tiempo para preguntarme si es que no había dormido, y a partir de ahí lanzarse a interrogarme sobre mi vida privada. Señores entrevistadores: NUNCA se pregunta por eso, ¿qué tendrá que ver el tocino con la velocidad?¿que el cerdo corre....? El número de hijos no determina el rendimiento ni la profesionalidad. No pude resistirme y tuve que soltarle un "disculpe, pero eso no creo que sea relevante". Y perdí la batalla...
   - Búscate una au pair. Al saber que tenía dos hijos, cayó toda una retahíla de cuestiones acerca de sus cuidados, de mi marido, de horarios...Parece ser que la guardería no le daban suficientes garantías de seguridad, como si una fuese a estar pidiendo días todas las semanas. "¿Y si se ponen malos...?" Tienen un padre. "¿Y si no puede?" Pues estoy yo..."Al ser dos, ¿y si es una condición que se repite mucho, cómo lo harás?"..Pues llamo a tu ...santa madre, rica, me dieron ganas de soltarle ( y no con esas palabras)
   -La movilidad se penaliza...Uy...¿y tanto cambio? Es que no me cuadra...A ver te lo repito por vigésimo quinta vez...He vivido aquí, aquí, aquí y aquí. La vida, criatura, la vida. Y santa suerte de haber podido trabajar..."Pues es que con tanto movimiento quién no me dice que en cinco años no vayas a mudarte"...O en uno, o en dos, o que a tí te echen, o que tengas un parto complicado, o que te vuelvas a quedar embarazada, o que la empresa cierre, o que caiga un meteorito, o una sublevación, yo que sé. Culpa mía por casarme con un funcionario...
   - Sobre todo, sobre todo, no tengas un hijo con necesidades especiales. "¡Uyyy! ¿Pero cómo vas a cuidarle y trabajar?" De momento en la guarde y por la tarde terapia. "¿Y cuando sea más mayor? Es mucho trabajo. ¡¡¡Cómo lo vas a compaginar!!!". Pues como las miles de madres que tienen hijos, da igual que sea con o sin capacidades diferentes. Por cierto "ese hijo discapacitado" tiene nombre: Rodrigo. Del cabreo casi me quito los discos de lactancia y se los lanzo a la cara!!
   Es verdad que yo iba con muy pocas horas de sueño, que a lo mejor no era mi mejor momento pero nunca, nunca, me sentí tan mal a causa de otra mujer, embarazada.
   Cierto es que las mujeres muchas veces somos nuestras propias enemigas. Por curiosidad, el puesto le fue concedido a un hombre.
   Muy poca concienciación, responsabilidad social, y una gran falta de experiencia y profesionalidad.
   Y un largo camino.
   Ni siquiera nos acercamos a hablar de conciliación, cuando en este país se penaliza la maternidad. Y ni todos los informes que se publican, ni todos los estudios, ni todas las encuestas lo van a cambiar.
   Crudito lo llevamos.
   Con el tiempo pienso que, a lo mejor si hubiera tapado mejor para dismular mis lorzas parturientas, me habría ido la cosa mejor, no habría cantado tanto mi reciente maternidad, así que añado un quinto Tip: una asesora de imagen.
   Manda narices.
   
   
      
  

17 comentarios

Write comentarios
26 de enero de 2015, 10:34 delete

Que fuerte me parece, tu vas a buscar trabajo no a que se metan en tu vida privada y encima ella estaba embarazada!!!. También te digo que si ya en una entrevista de trabajo te dijeron todo eso imagínate si hubieras empezado a trabajar alli. La gente así cuanto más lejos mejor. Gracias por compartirlo con nosotras. Feliz Lunes!!

Reply
avatar
La Vera Donna
AUTHOR
26 de enero de 2015, 11:46 delete

Que fuerte y mas triste que hayas sido juzgada por una "madre" que en poco tiempo estaría en la misma situación que tu, porque da igual el numero de hijos, lo que importa es con que y con quienes cuentas y tu eficiencia para apañartelas... Antes de irme de baja de maternidad (para no volver), también estaba en una institución muy reconocía en España del ramo seguros, y hasta mi desempeño profesional fue puesto en entredicho por el hecho de estar embarazada, y lamentablemente por mis compañeras de trabajo. Así que no me sorprende, pero si me molesta y entristece.

Reply
avatar
xikimami
AUTHOR
26 de enero de 2015, 12:53 delete

Es muy triste, pero es cierto. Las mujeres siempre tenemos la losa de tener hijos, se nos ve como si fuéramos a estar todo el día faltando y no supiéramos trabajar después de parir.
Lo más triste es que muchas veces son las propias mujeres las que nos ponemos las trabas. En mi trabajo es una mujer la jefa y ella es la primera que no quiere mujeres en edad fértil, ni con hijos pequeños... porque entonces faltaran...

Reply
avatar
Marta Máster
AUTHOR
26 de enero de 2015, 15:35 delete

Hola. me siento identificada con tus palabras... también pasé por entrevistas tipo la tuya y siempre eran mujeres las que me preguntaban por mis dos maternidades y cómo podía pensar en trabajar y dar todo lo que me pedía la empresa... en fin... mi experiencia es que hay que mentir descaradamente y decir que no tengo hijos y que mi vida es mi trabajo... alucinante pero al final es lo que me funcionó... en fin... seguimos en contacto

Reply
avatar
GololoyToin
AUTHOR
26 de enero de 2015, 18:12 delete

Pues me pone enferma leer cosas así, porque entiendo que una empresa pequeña se asuste ante una madre pero emoresas grandes en las que, realmente, eres como un número? Y viniendo de una mujer! Patético y triste... Y frustrante. Como todo el esta vida, supongo que el Karma habrá ayudado a esa entrevistadora con un niño enfermizo que se habrá pillado todas la -itis del mundo mundial y que habrá tenido que tragarse sus palabras. Y x simular ser buena (yo, digo) espero que nunca haya tenido que enfrentarse a alguien tan "empático" como tu tuviste que hacer. Un abrazo!

Reply
avatar
26 de enero de 2015, 18:24 delete

Pues sí, así es. Muy triste y penoso. Lo peor es que, con el paso del tiempo, al recordarlo te siguen afectando esas cosas. Y como dice GololoToin, que le haya cogido todas las itis del mundo y que a los 9 meses haya vuelto a quedarse embarazada de trillizos como poco!!

Reply
avatar
Doble Belleza
AUTHOR
26 de enero de 2015, 20:16 delete

Sinceramente no entiendo como las mujeres no apoyan a otras mujeres y sobre todo no aplican posibilidades donde se pueda trabajar y ser madre a la vez, teniendo guarderías o horarios reducidos.
Un besito

www.doblebelleza.com

Reply
avatar
26 de enero de 2015, 21:13 delete

Alucino... ¿En serio se meten en la vida privada de las madres en las entrevistas de trabajo? Y claro, la madre tiene que estar calladita y ser correcta mientras la entrevistadora se pasa la corrección por el forro. Y encima que fuera una mujer, eso es lo peor..

Reply
avatar
Paula Martos
AUTHOR
26 de enero de 2015, 21:21 delete

Me parece tristísimo. Que la entrevistadora fuera una mujer embarazada es la guinda del pastel. Ánimo!

Reply
avatar
26 de enero de 2015, 22:59 delete

La verdad es que nunca se sabe, me refiero que al ser madre y ver que la que te hace la entrevista va a serlo te tranquilizas y de repente te das cuenta que es todo lo contrario, ya sabes que las mujeres a malas no nos gana ni el diablo.
No se cómo aguantaste ¡yo me hubiese hecho sangre en la lengua de morderla! pufff con lo contestona que soy y encima que tengo una enfermedad que me hace ser dependiente y que nunca se lo que va a pasar le hubiese dicho 4 cositas. La movilidad es un buen síntoma de adaptación y tener hijos más todavía, G............s!
Por cierto, me he mareado un poco con esta letra y me ha cansado la vista, no sé si a las demás les pasa lo mismo ...
Besotes!
Las cosinas de Aisha

Reply
avatar
Mamá&nené
AUTHOR
26 de enero de 2015, 23:40 delete

Epa!!! "ese niño discapacitado"? yo sí que le tiraba los discos de lactancia, si ya desde el principio me daba cuenta que no había mucho futuro, va metiendo sus narices en mi vida personal y para remate se refiere de esa forma a mi hijo, no me hubiera importado nada y respondía como me venía en gana, total la entrevista estaba perdida pero al menos me daba el gusto de responderle como se debe. Bastante autocontrol has tenido... mucha suerte, y ya llegará el trabajo que se compagine mejor con tu vida personal y familiar.

Reply
avatar
27 de enero de 2015, 11:37 delete

Y no, no es increíble, porque por desgracia pasa mucho, y si, como dices, las mujeres somos nuestras primeras enemigas, y es que NO existe la conciliación laboral con la familiar, parece que si decides ser madre te tienes que olvidar de trabajar, que triste, y que atrasados vamos. aaaaaaaaaaaaaaaag!!!! es que me enciendo!!!!, espero que encuentres en el que realmente se te valore e importen tus capacidades, no solo como mami, que esto a quien te entrevista debería importarle más bien poco...

Reply
avatar
Lai PV
AUTHOR
27 de enero de 2015, 16:27 delete

se me borro el comentarioooo. Te decia que lo encuentro muy fuerte, pero que recuerdo cuando me entrevistaron en el trabajo anterior (Estando yo soltera) y me preguntaron: si vivia conmi pareja, cuanto tiempo llevaba con el, si tenia planes de casarme, cuantos hijos queria tener, si pensaba en volver a barcelona, etc...a lo que, reconozco, menti. menti porque no les importaba un pimiento y no les iba a dar el lujo de saber de más. Mi castigo fue encontrarme con una jefa que empatizó cero con mis embarazos (y eso que mi segundo embarazo vino detras del suyo) y que, un dia me ignoraba "porque estas embarazada y asi no te cansas" y el otro me tenia todo el dia en pie "porque estar embarazada no es estar enferma" Me dió mchos problemas en el embarazo estar con ella...y aun sigo sin comprender su poca empatia.

Reply
avatar
28 de enero de 2015, 16:22 delete

No tengo palabras para describir lo que siento al leer esto. Jamás se debería juzgar a nadie por su vida privada. Cada uno hace lo que quiere o lo que puede y cuando quiere, no creo que eso le importe a nadie siempre y cuando hagas bien tu trabajo. Pero el panorama está así de crudito. Lo peor es que a mi me tienen preguntado si tengo alguna enfermedad crónica o con quien y donde vivo...Una auténtica vergüenza. Un beso :)

Reply
avatar
2 de febrero de 2015, 11:55 delete

Es terrible que ser mujer suponga un problema a la hora de encontrar trabajo. Me parece muy fuerte a pesar de haber sufrido yo también las dichosas preguntas de futuros hijos en las entrevistas de trabajo. No le importa a nadie, ninguna mujer debería verse obligada primero a pasar por eso y segundo a que se le tenga tomado en cuenta como una desventaja. Un beso.

Reply
avatar
1 de mayo de 2015, 16:15 delete

Me parece muy fuerte, pero estas cosas pasan y más ahora con la crisis. Y encima la chica estaba embarazada. Quizá despues de tener a su hijo tuvo otra perspectiva de la maternidad y ahora no haría esas preguntas. Cosa que por otra parte fastidia mucho, que te pregunten tu vida privada. Se supone que tienes que cumplir unas horas y ya está, lo que tu hagas en casa... Y no se paran a pensar que el hecho de ser madre dice generalmente que una persona es responsable. A lo mejor una persona más libre de obligaciones falta al traajo despues de una noche de juerga. Si es que no se puede generalizar y mucho menos presuponer!!! Feliz puente

Reply
avatar
1 de mayo de 2015, 19:30 delete

Las parcelas privadas son eso privadas. Una no se enfrenta a un puesto de trabajo si sabe que no va a poder estar al 100%, porque para eso somos profesionales.
Hay que separar ambas facetas, y mientras no sea así, no hacemos nada...Gracias

Reply
avatar