Yo protesto. El retroceso de la escuela inclusiva de primera mano.

11:46:00 15 Comments A+ a-

   Hace un par de días leía un artículo en El Diario de Mallorca donde se denunciaban los problemas que estaban teniendo los padres de niños con discapacidad para integrar a sus hijos en centros ordinarios debido a la desaparición de profesionales de apoyo, consecuencia de los recortes.
   Cuando leo cosas como esta se me hincha la vena, ya que yo misma he sufrido en primera persona el calvario a la hora de elegir centro para mi 7, actualmente escolarizado en un Centro de educación especial.
   Para quién no conozca el proceso, los niños con dictamen de discapacidad pasan por un Equipo de atención temprana, compuesto por una Orientadora y una Trabajadora Social, que realizan una evaluación y emiten un dictamen de escolarización con la modalidad que para ell@s es la más adecuada. Hay que resaltar que la decisión final SIEMPRE la tenemos los padres, que podemos negarnos a firmar esa propuesta de escolarización. Eso es importante porque hay familias que lo desconocen, y yo en su momento lo hice acordando con el equipo Escuela ordinaria, con apoyos y adaptación curricular.
   Los estándares de valoración siguen anclados en los inicios de la psicología, con todos mis respetos a las compañeras. Las pruebas aplicadas no arrojan datos reales de la comprensión (auditiva, visual y táctil) de un niño con severas carencias, ni los métodos se adecúan. Con otro tipo de pruebas, no estandarizadas, ajustadas y más intuitivas hemos conseguido sacarle cantidades ingentes de información a mi hijo hasta hacerle un perfil de desarrollo completísimo.
   Así, se dan unos percentiles tan bajos que la opción de Educación especial es la única viable.
   Sin embargo, a esas edades, ese recurso se aconseja en niños con lesiones permanentes, que no era el caso de mi hijo, sin diagnóstico, con tres añitos y con un certificado de minusvalía renovable de manera anual. ¿Alguien se ha fijado en los niños entre 3 y 7 años que hay en especial? Poquísimos, muy pocos.
   Y empezó mi lucha por conseguir una inclusión con niños de su edad, que pudieran enseñarle conductas no disruptivas, a normalizar determinadas rutinas y en un ejercicio recíproco de aprendizaje, que sus compañeros pudiesen compartir experiencias y aprender de la diferencia , a sabiendas con certeza de que al comenzar primaria, si la evolución no era más rápida acabaría saliendo del sistema.
   Nadie se imagina el calvario de visitas, llamadas, entrevistas a centros públicos y concertados, religiosos y laicos, y la cantidad de rechazos, muchas veces encubiertos y otras muy directos.
   Al final, conseguí que la directora de un centro de barrio me diese ánimos y se implicara, de una manera que aún  hoy me emociona. Solicitó la plaza, los apoyos, me presentó al personal, me puso en contacto con el AMPA para el tema de cambio de pañal y apoyos en comedor, compré el material, los babis con una ilusión desbordante...
   A 15 días del comienzo del curso me llamó para comunicarme que la Comunidad no había proporcionado los apoyos porque era el único niño en integración, a lo que se sumaba el recorte de jornada de la logopeda.
   Y así me vi, de nuevo en comisión de evaluación extraordinaria, a mitad de octubre, con el niño en casa y sin fuerzas para seguir luchando.
   Mi hijo entró en un Centro de educación especial (concertado) ya que el público de zona, tal y como me explicó la psicóloga estaba sobresaturado y no daban a basto. Evidentemente podía matricularlo si quería, pero con la ratio que tenían decidimos que no era lo más adecuado.  Increible pero cierto.
   Ya superados los prejuicios de la educación especial, estoy feliz porque él está feliz, y cuenta con unos profesionales maravillosos. Lo que me horroriza de esto es ver que, cada vez, hay más niños en estos colegios que NO deberían estar porque sus dificultades son tratables con apoyos dentro y fuera del colegio: TDAH, TGDs leves, Niños con dislexia...Es tremendo.
   La falta de profesisonales, los recortes inconcebibles en materia educativa están evitando que estos niños alcancen su máximo desarrollo y potencial, y tengan éxito a nivel escolar y personal. Todo de lo que ahora les estamos privando, bien sea inclusión o bien sea el sistema académico correcto, son costes (si así es como se valora la educaciòn de nuestros hijos hoy en día) asistenciales en un futuro que las administraciones podrían ahorrarse.
   Por ello, indignada, YO PROTESTO

15 comentarios

Write comentarios
paula sd
AUTHOR
26 de febrero de 2015, 23:58 delete

Yo tengo la enorme suerte de que mis hijos comparten su día a día con alumnos de nee. un 10% de los alumnos de su cole lo son, por suerte para esos niños y para los míos, que aprenden a vivir con la realidad que existe.
Los recortes también nos han tocado y han reducido el número de PT del cole. Pero entre todos ayudamos para que se puedan mantener porque en la diferencia está la realidad. Inclusión e integración es lo que debe primar,porque en la calle y en la vida todos somos diferentes.
animo y un beso

Reply
avatar
27 de febrero de 2015, 18:02 delete

Me parte el alma leer esto. Tiene que ser agotador luchar constantemente para que te den con las puertas en las narices por algo a lo que tienes derecho.Sin embargo, los que gobiernan, en su egoismo y psicopatía, no se dan cuenta de que las carencias que hoy pasan los niños les van a repercutir durante toda su vida. Un abrazo!!!

Reply
avatar
Lia
AUTHOR
27 de febrero de 2015, 22:44 delete

Indignante. ¿Y en que se recortan los que toman esas decisiones? ¿ se bajan el sueldo? ¿ se quitan pluses? Me da a mi que los recortes siempre son para los mismos, los más débiles. Vomitivo.

Reply
avatar
Lia
AUTHOR
27 de febrero de 2015, 22:45 delete

Indignante. ¿Y en que se recortan los que toman esas decisiones? ¿ se bajan el sueldo? ¿ se quitan pluses? Me da a mi que los recortes siempre son para los mismos, los más débiles. Vomitivo.

Reply
avatar
28 de febrero de 2015, 7:45 delete

Es una realidad. A mucha gente se le escapa porque se conocen recortes en salarios, en otros ámbitos. Pero el hecho es que se está eliminando la figura del auxiliar de apoyo o directament del profesional en centros de integración. Y en especial están desbordados. Y de eso ni mú. Gracias por dedicarnos un ratito de tu tiempo.Un beso

Reply
avatar
28 de febrero de 2015, 7:47 delete

Yo siempre digo que, si los que toman las decisiones tuvieran niños con problemas, ¿las cosas serían igual? QUe mucho bilingüismo, mucho bachillerato de excelencia, pero tenemos miles de criaturas con problemas y sin recursos...otro día hablaremos de los costes. Muchas gracias por estar ahí, un beso fuerte.

Reply
avatar
28 de febrero de 2015, 7:52 delete

Efectivamente eres una afortunada, y que os dure, porqu para tus hijos es toda una suerte tner la oportunidad de compartir aula con niño que piensan y fuincionan de otra manera. Yo lo de reducir horas de logopedas y PT, lo mire por donde lo mire, no lo entiendo ni le ncuentro justificación ninguna. Y eso que dices de que en la vida todos somos dierentes, es una verdad como un templo, porque con la igualdad en la inclusividad lograremos individualizarnos como seres completos. Ahora estamos dejando niños a medias por alta de oportunidades. Muchas gracias por estar ahí y un beso muy fuerte de esta Tri.

Reply
avatar
1 de marzo de 2015, 8:37 delete

Cuando un niño se sale de la 'norma' a veces resulta díficil y más ahora que las escuelas cada vez tienen menos recursos. La inclusión particularmente ceo que es la mejor solución (Cuando crezcan digo yo que tendrán que buscar su espacio en la sociedad, no los tendremos en una burbja, y esos lo aprenden desde pequeños relacionandose con quienes les rodean) sin embargo a falta de personal especializado en los coles casí mejor que este en un centro donde cuente con gente especializada. También depende mucho como tu dices de que se impliquen profesores y directores. Mis hijos también tienen necesidades educativas especiales, en mi caso altas capacidades y he notado mucho en sus resultados la implicación de los tutores están los que pasan y los que se preocupan. Y luego cuando van a recortar empiezan por los "diferentes" . Aunque ya te digo por suerte hasta el momento el colegio de los mios ha intentado poner medios de su parte. Besos

Reply
avatar
1 de marzo de 2015, 9:12 delete

Vanesa ánimo... se lo duro que es, la impotencia que se debe sentir.... he sido profe de Rodri, he pasado por coles de E.E., y ahora estoy disfrutando una experiencia apasionante en un cole inclusivo. Un trabajo muy muy duro, con muchas complicaciones pero con unas satisfacciones increíbles (satisfacciones no sólo de nuestros chicos!, sino también al ver a los "otros" chicos como normalizan muchísimo más que los adultos, cómo aceptan las diferencias....queda mucho camino por recorrer para que la inclusión sea de verdad inclusión!, pero desde luego si los que tienen que ayudar recortan y ponen zancadillas, mal vamos me temo...
Un besazo

Reply
avatar
1 de marzo de 2015, 9:49 delete

Da vergüenza leer algo así, es terriblemente frustante ver que como bien dices vamos para atrás. Me alegra ver que al menos vosotros y el niño estáis felices en el centro pero el problema sigue ahí, todos esos niños que simplemente necesitarían una ayuda...ayyyyyyyyyyyy, a ver si la cosa mejora un poco porque esto desmoraliza muhco. Un besín.

Reply
avatar
Monstrua
AUTHOR
1 de marzo de 2015, 18:33 delete

Yo estoy en un C.E.E. y te puedo decir que para el tipo de población que tenemos (alumnado con discapacidad intelectual) es lo mejor. También es cierto que lo damos todo y que estoy muy orgullosa de dónde trabajo.

Lo que me indignaría es lo que tu dices que sucede (¡y que me espanta!) de incluir en centros como el nuestro alumnos con TDAH, dislexia... O lo que veo en otros centros: mezcla de alumnos con parálisis cerebral, alumnos con autismo, alumnos con Síndrome de Down... Creo que ya bastante heterogénea es cada población que he nombrado como para, además, mezclarlos entre sí. Cada uno tiene unas necesidades específicas y es algo más fácil cubrirlas si se encuentra con alumnos similares.

Un saludo!

Reply
avatar
2 de marzo de 2015, 6:31 delete

Para mí sois dignos de admiración. Pocos trabajos son tan vocacionales duros y poco reconocidos.En los días en los que la paciencia te puede siempre pienso en vosotros, que estás con cuatro-cinco niños tan complicados, dándolo todo, sin perder la compostura. Y cada logro de ellos es en gran parte por vuestro trabajo. Mi hijo está encantado y nosotros, dentro de lo que cabe también. Conozco casos de nios muy afectados que han estado en inclusiva hasta los 7-8 años, y el caso contrario niños muy competentes que están en epecial. Te echas las manos a la cabeza cuando los ves, autónomos, sin problemas de lenguaje (todos tratables con logopedia o simplemente respetando sus ritmos), con movilidad perfecta, con un razonamiento y una capacidad de comprensión perfectamente aptas para estar en aula ordinaria. Pero ahí están...Es todo un sinsentido. Gracias dobles por dedicarte a estos niños y por estar ahí!!

Reply
avatar
2 de marzo de 2015, 6:32 delete

Muchas gracias. Mi hijo está fenomenal, muy bien atendido y siempre rodeado de grandes profesionales y sobre todo grandes personas!!

Reply
avatar
2 de marzo de 2015, 6:37 delete

Y es que el trabajo en inclusión no lo veo de otra manera sin esa dureza, ese es el reto, y ahí radica la grandeza de ese proyecto, en combinar esfuerzos toda la comunidad educativa. Yo veo la satisfacción en mis hijos, enriquecidos de la experiencia de entender otra realidad, y creo que los niños en coles en los que no se respeta la inclusión o no puede darse por falta de medios, pierden una gran oportunidad. Mi hijo ha tenido una grandísima suerte de contar con absolutamente todos vosotros desde el primer día que pisó el colegio Adarve hasta ahora en la Fundación Gil Gayarre y vemos los avances a su ritmo, pero es verdad que hay cosas que se aprenden con la convivencia, y es una pena no haber tenido la oportunidad de haber podido pasar uno o dos añitos rodeado de niños en inclusión. Esperemos que las cosas no vayan a peor y podamos darle la vuelta a esto, porque estamos hipotecando el futuro de muchos pequeños. MIl besos!!!

Reply
avatar
2 de marzo de 2015, 6:40 delete

Ahí está: "cuando crezcan ya tendrán que buscar su espacio". A eso me refiero, en educación infantil hay muchos niños afectados que pueden estar en integración con apoyos. Luego en primaria, ya con otro nivel de desarrollo las diferencias y dificultades son mayores y ahí ya hay que valorar que opción educativa es mejor. Pero que nunca sea por falta de opciones, por falta de recursos...No es justo. UN beso muy fuerte y gracias por estar ahí!

Reply
avatar