Encuentro Hospital Nisa Pardo de Aravaca (y III): Sala para parto natural de baja intervención.

9:42:00 1 Comments A+ a-

   Cada vez se demanda más el parto natural frente a un parto excesivamente intervencionista e impersonal. No quisiérais oir mi historia, porque es para echarse a llorar, pero afortunadamente existen hospitales que respetan todas las opciones, especialmente a las futuras madres, que al fin y al cabo son las que deciden cómo desean traer al mundo a sus hijos de la manera más acorde a su filosofía de vida. Por eso, el conocer la existencia de esta Sala para partos de mínima intervención me pareció algo tan necesario e innovador que sólo puedo hablar maravillas de lo que vi. ¿Me acompañas?

   Como comentaba en los post anteriores relacionados con el Encuentro que algunas mamás blogueras tuvimos en el Hospital Nisa Pardo de Aravaca (I) y (2), voy a finalizar hablando de la Sala que el centro ha inaugurado para partos naturales dentro de su Programa de Partos naturales de Baja intervención.
   Como he apuntado, y como nos confirmaron en el centro, cada vez hay más demanda de Parto natural por parte de las mujeres. ¿Y qué es eso de un parto natural?
  Pues todo aquéllo que yo NO tuve: no enemas, no rasurar, no medios mecánicos, no inmovilización, no maniobras agresivas e innecesarias...(En estos momentos me acuerdo de Olga, de Cuéntamelo Bajito)
   Son partos en los que se trata de que NADA intervenga en el proceso natural, siendo la recuperación más rápida, aunque por supuesto tiene sus riesgos y complicaciones, como desgarros o efectos secundarios de la anestesia epidural entre otros en caso de que se diese cualquier complicación.
   Para evitar cualquier problema y tenerlo todo controlado, la sala se encuentra enfrente de los paritorios, pudiendo ser asistidos en cualquier momento. 
   He de decir que La Sala más que sala para partos parece una suite de hotel. Palabra,
   ¿Exagerada, yo?
   A ver, que tres veces he pasado por esto, más un legrado. Algo sé. Algo. Y las habitaciones no son así.
Foto: Coonic
   He sido una de las primeras afortunadas en ser testigo de cómo se apuesta por un amplio espacio que representa el concepto de auténtico parto natural, con todas las garantías para la mamá y el bebé.
   El tamaño que tiene permite el libre movimiento con toda comodidad, además de contar con la habitual pelota de pilates y una liana. 
Foto: Coonic

   Inciso: ¿liana? El no haber hecho ni un curso de preparación al parto es lo que tiene. Tres embarazos en reposo son lo que tiene: una ignorancia absoluta y una falta de guía, pero de eso hablaremos en otro momento...
Foto: Coonic

Foto: Coonic
   La cama de múltiples posiciones, bañera para la fase de dilatación, luz natural y artificial, y además de reproductor de vídeo y música.
   Un lujazo.
   Pero es que además, la habitación es bonita, Estéticamente no tiene nada que envidiar a las de hoteles, incluso mejor. Con un color muy suave y relajante.
   ¡Ah! y por supuesto, un equipo de monitorización inalámbrico para permitir que la futura mamá se pueda mover.
Monitores-HOspital-Nisa-Pardo-Aravaca-Telemetría-Parto-Natural-Respetado-Blogueras-Avène-Pascual


   A mí, al ver la sala como que me entraron una mezcla de sentimientos. Rabia por mis partos, por la falta de respeto, de tiempos, de intimidad...y por otro lado ese cosquilleo que a las que hemos sido mamás nos recorre cada vez que vemos unos monitores y recordamos los "pom pom pom..." de los latidos de nuestros bebés. Para mí no hay recuerdo del preparto más emotivo.
   En fin, que quien quiera un parto respetado, natural y mínimamente intervencionista tiene la posibilidad de encontrarlo en este hospital, con unas matronas y un equipo de lo más amable y empático.



Foto: Coonic

1 comentarios:

Write comentarios
17 de julio de 2015, 17:47 delete

¿Por qué estás cosas aparecen cuando para nosotras ya es tarde?
Al menos otras afortunadas podrán disfrutar de parir, tal cual.
Lo bueno de nuestras historias es que podemos hacer ver a muchas mujeres lo que no es normal y así ir más seguras a sus partos.
En fin, quizás en otra vida podremos parir dignamente. Me quedaré con esa espinita.
Un beso preciosa.

Reply
avatar