7 años y aún no sé hablar, pero sé hacer tantas cosas...¡soy genial!

10:02:00 24 Comments A+ a-

   Tengo siete años y medio. Bueno, exactamente 7 años, 7 meses y  15 días.
   Y no sé hablar. 
  Papá dice que está convencido que voy a hacerlo.
   Mamá yo creo que ya no tanto. Aunque hubo un tiempo en el que sí, pero ahora me da la impresión de que ya no lo espera.
   Y es que para mí es muy difícil. Tengo que gastar un montón de energía en aprender y antes he de hacer muchas más cosas, cosas para mí más importantes. Porque, después de tanto tiempo, ellos y yo nos comunicamos bastante bien, como mamá ya os contó.

   Pero ahora....ahora necesito aprender a hacer otras cosas, y es que, ¡ni os imaginaríais todo lo que ya soy capaz de hacer! Y mola mucho ver las caras de mamá y papá cuando lo hago porque se quedan boquiabiertos, y luego se ríen, y aplauden y yo pues me río también y doy palmas. Y todos reímos y es una fiesta. Aunque digo yo que no es para tanto, que parece que estamos todos un poco mal de la olla, pero mi familia es así, algo disfuncional.
   ¡Y hago cosas que mis hermanos no saben o no se atreven! ¡Ja! ¿Quién es el más valiente? Pues yo. Y mi hermana me sigue de cerca. Es súper valiente también. El monstruo es más de boquilla. A la hora de la verdad es bastante miedica. Pero no se lo digáis.
   ¿Queréis saber qué puedo hacer?
   Puedo tirarme de cualquier altura sin miedo. Es más, como papá se descuide, me tiro solo. Digo papá, porque a mamá ni se me ocurre pedírselo que le da un parrús...




  









   Puedo hacer caso a mi profesora de natación en verano, y sólo a ella. A Sonia la entiendo perfectamente y ella me entiende a mí. No hay nada mejor que el agua. Es lo más divertido. Puedo moverme súper rápido, y me siento muy libre. Mientras estoy en el agua mamá permanece con la boca abierta y babea. Dice que tiene la mandíbula desencajada de sonreir y que se le coge un nudo en la garganta cuando me ve hacer esas cosas.
   He aprendido a flotar, a respirar debajo del agua, a mover las piernas un poco, los brazos, y hago apneas de más de 10 segundos. Ya me dejo el gorro puesto, y el último día de clase me dejé las gafas todo el rato. ¡No sabéis qué chulo es mirar debajo del agua! 

      













   También sé meterme sólo en la bañera, y lo que mejor se me da es quitarme la parte de abajo, aunque siempre, siempre hay un calcetín que se me resiste. Me gusta tanto que a veces no puedo esperar.


   Ya puedo coger la correa de mi perra. Mi madre dice que es un caballo percherón y la verdad es que es muy muy grande. A mí me impone un poco cuando llega corriendo y me chupa. Pero a cambio yo le tiro de la cola y le pego en el lomo y no me hace nada. Me gusta buscarla por las mañanas y la llamo gritando. Mamá no la quiere pero por mí se aguanta. 


   Sé columpiarme solo y sin caerme. Me subo, me bajo, me subo, me bajo, me doy impulso...Mi hermano no sabe. Y mi hermana aprendió hace poco. ¿Véis? Les he ganado! El día que lo hice solo mamá pegó un grito que por poco me caigo al suelo. Hija, controla...


   Y ahora, lo último ultimísimo es que ME ENCANTA recoger cosas y ordenar y colaborar. Casi casi me preparo el desayuno, ¿sabes? Saco mi plato, mi leche, mi colacao (es sin azúcar, es distinto, y la leche también), saco el bizcocho del horno, el medidor de la leche y la cuchara (aquí a veces me lío y saco una pequeña), y mamá lo calienta. 
   Cuando acabo lo coloco todo en su sitio, en el lavavajillas, el fregadero, en la basura. A veces mamá dice que tiro cosas a la basura que no van. Pero este verano estoy aprendiendo a diferenciar un envase lleno de otro vacío. ¿Cómo? Me lo pongo al lado de la oreja y lo muevo. Y mamá se parte.
   Y como estoy en racha, todo lo que hay por ahí lo voy colocando. A veces tienen que salir corriendo detrás porque me he llevado el café con leche recién puesto de mamá, o las tostadas. Es que chica, veo las cosas por medio y no me gusta nada. De momento yo a lo mío. Ya aprenderé a discriminar más tarde. Mamá dice que soy el más ordenado de los cinco, y yo les miro y me río. Soy genial.   


  Vive con lo que tu hijo puede hacer, mirarte, sonreir, respirar. No te lamentes pensando en lo que NO puede hacer ni en lo que se ha perdido. El sentimiento de derrota no te ayuda ni a tí ni a él. Cada minuto es un regalo. Y es el niño más feliz por haberte tenido como padre o madre. Eso es lo mejor.

24 comentarios

Write comentarios
Arusca
AUTHOR
11 de agosto de 2015, 10:14 delete

¡Qué campeón, sí, señor! Y el último párrafo es tan importante...

Reply
avatar
11 de agosto de 2015, 11:11 delete

Me ha encantado todo y en especial el último párrafo, que me ha sacado las lágrimas. Besos!

Reply
avatar
11 de agosto de 2015, 11:51 delete

Gracias! Me pasé mucho tiempo llorando por lo que no tendría. Ahora, disfruto de lo que tiene. Son percepciones diferentes, Aunque una tiene sus días, claro está. Pero con cada logro nos regala tanto...Un beso!

Reply
avatar
11 de agosto de 2015, 11:51 delete

Con el tiempo he aprendido a aceptar, Y a disfrutar esa aceptación. Y me encanta vivir cada momentazo como una fiesta. Es una sensación indescriptible de felicidad. Gracias y un beso!

Reply
avatar
11 de agosto de 2015, 13:08 delete

Vanessa, tu hijo es un campeón, casi un hombrecito ya. Me encanta verlo tan activo. Un abrazo.

Reply
avatar
11 de agosto de 2015, 13:47 delete

Jo Vanesa. Cuando te conocí (inflando globos te acuerdas?) ya me pareciste una gran persona.
Acabo de leer lo que has escrito y me parece tan importante lo que estás haciendo con él que no tengo palabras.

Un besazo al campeón de la casa y a esa madre tan importante

Reply
avatar
Marta M.
AUTHOR
11 de agosto de 2015, 13:50 delete

Hola: felicidades y me puedo imaginar la alegría que teneis cada vez que hace un avance... lo más importante ya lo apuntas en la última parte del post. Es necesario que valoremos lo que puede hacer y que sea un niño feliz... En las fotos que compartes ya se aprecia que disfruta de cada reto y nueva actividad. Es un valiente y todo un aventurero! Muchas felicidades por esos 7 años!! Seguimos en contacto

Reply
avatar
11 de agosto de 2015, 14:29 delete

Oooooh Vanesa tengo las lágrimas saltando! Felicidades a ese campeón!
Ánimo a los papás a seguir apoyándole para que siga haciendo cosas y divertirse.
Lo último, grandes verdades como templos! Besazos!
Felicidades también a ti por ser una gran madre otra campeona sin duda.

Reply
avatar
11 de agosto de 2015, 15:14 delete

Ole, ole y ole! Es un campeón! Y la mami lo orgullosa que tiene q estar! Me ha gustado muchísimo tu post! Enhorabuena por ser como eres!😊😊

Reply
avatar
11 de agosto de 2015, 17:54 delete

Pero qué precioso y grande es!!!!debéis estar muy orgullosos,lo estoy yo y no le conozco :))
Eres una campeona!y me encanta lo de la piscina.
Feliz día!

Reply
avatar
11 de agosto de 2015, 18:32 delete

Enhorabuena por ese tesoro. Solo con mirar esa cara se ve que es felliz y eso es lo que tiene que ser un niño, feliz, hará unas cosas y no hará otras, pero os tiene a vosotros y se siente querido y eso sí que no se lo puede quitar nadie.
Un beso y felicidades por esos progresos, los míos no se preparaban el desayuno ni con 7 ni con 17, y lo del orden...son maniáticos de la limieza pero unos desordenados,jejeej, el tuyo es una joya.

Reply
avatar
12 de agosto de 2015, 0:00 delete

Lo mejor es la cara de felicidad de tu hijo aunque supongo que la tuya no se queda atrás.
Enhorabuena a los dos, porque imagino todo el esfuerzo que hay detrás...y los logros hacen que sigamos ilusionados y con ganas de seguir avanzando, además de ayudar a superar los malos momentos.
Felicidades por el campeón

Reply
avatar
12 de agosto de 2015, 9:00 delete

Pues ese campeón sabe hacer un montón de cosas! Que alegría y orgullo transmites por sus logros. Seguro que cada uno de esos avances implica un grandísimo trabajo por su parte y por la vuestra, así que la recompensa es enorme. ¿Qué no habla? Bueno, ya nos contaste su forma de comunicarse y lo mismo cualquier día te da la gran sorpresa. Tu frase final me encanta: toda una lección de vida y de maternidad. Parece una idea sencilla, pero es muy difícil de interiorizar. Eso sí, el que lo consigue vive más feliz y responde mejor a las necesidades de sus hijos. Besos!

Reply
avatar
12 de agosto de 2015, 13:54 delete

¡Qué bonito! Me paso por aquí algunas veces y suelo emocionarme con lo que escribes. Hay que ver las cosas buenas que pasan y centrarse en ellas, como dices, alegrarte por lo que tu niño es capaz de hacer y no preocuparte por lo que no hace. Ya lo hará si tiene que ser así y si no, pues, ya hará otras. Mucho ánimo y para adelante. Siempre para adelante.

Reply
avatar
Drew
AUTHOR
12 de agosto de 2015, 16:50 delete

Menudo crack que tienes en casa... y guapo a rabiar!

Reply
avatar
14 de agosto de 2015, 20:20 delete

VA a cumplir 8 añazos ya maja, y está enorme. A veces lo veo y me cuesta reconocer al bebé que es en muchos aspectos. Eso es difícil. Pero prefiero centrarme en las pequeñas cosas -grandes logros- para no pensar en otras menos agradables.
Y es un niño súper alegre!
UN besO!!

Reply
avatar
14 de agosto de 2015, 20:22 delete

Esa sesión de yoga, cómo olvidarla!! Muchas gracias por tus palabras, qué bonito...Nosotros percibimos lo que hacemos como nuestra rutina, aunque visto desde fuera pueda resultar algo más especial.
Nuestra vida es por y para él, y claro, si hay pequeños resultados (y pocos para todo el trabajo que hacemos) son logros de todos.
Un beso muy grande!

Reply
avatar
14 de agosto de 2015, 20:23 delete

Pues sí, es la única manera de no hundirte y dejarte llevar por el pesimismo, que es muy fácil...
Y lo más importante, que es feliz. Eso nos lo repetimos todos los días, incluso cuando las noticias no son buenas.
UN beso y gracias por estar ahí!

Reply
avatar
14 de agosto de 2015, 20:24 delete

El trabajo ha de ser su vida porque con él va a conseguir hacer todas estas cosas que está consiguiendo, que tan importantes van a ser para su desempeño futuro...Y es verdad que con la vorágine del día a día no es hasta que te paras y miras hacia atrás por todo lo conseguido...
Muchas gracias por tus palabras! Mil besos

Reply
avatar
14 de agosto de 2015, 20:25 delete

Ay niña, muchas gracias! Pues sí, se me cae la baba, qué te voy a decir! Y espero poder seguir compartiendo buenas noticias y avances! Un beso!!

Reply
avatar
14 de agosto de 2015, 20:26 delete

Sí lo estamos, y él lo sabe. Le encanta que lo reforcemos y es súper agradecido. Es un campeón con un afán de superación brutal aunque él no lo sepa...Mil gracias y un beso!!

Reply
avatar
Arantxa
AUTHOR
25 de agosto de 2015, 20:20 delete

Un aplauso para el grandullón y otro para vosotros como familia ;)

Reply
avatar
Hécate
AUTHOR
12 de octubre de 2015, 23:18 delete

yo te acabo de conocer. acabo de llegar aquí, he leído discapacidad, he conocido a tu hijo... y me he enamorado. yo soy discapacitada tambien. con siete años me quedé sorda por meningitis y negligencia médica, y ahora no me imagino ser quien soy sin mi sordera. y no soy mamá, pero la mía es tan fundamental en mi vida, mi desarrollo, mi discapacidad y mi persona, que ya te admiro sin conocerte. y con tu permiso, aqui me quedo!!

Reply
avatar
15 de febrero de 2016, 12:22 delete

¡Qué entrada tan bonita! Y qué suerte tiene de tener una madre tan magnífica que le valora por lo que es y puede hacer

Reply
avatar