El aliento necesario para continuar.

9:50:00 11 Comments A+ a-

   Hoy ha sido uno de esos días largos, pero largos, larguísimos, interminables, eternos, espesos e intensos.
   A ver, que comenzarlo a las 3 y media de la mañana no es que haya ayudado mucho, la verdad, y que el respectivo no haya aparecido por casa en 24 horas tampoco.
   Que no, que no nos hemos peleado, que son cosas de trabajo (ay que ver, que tiene una que estar en todo...).
   El caso es que, entre llevar y recoger a unos y otros, comida, peleas varias, casa, perra, mudanzas, armarios, a lo tonto nos hemos metido en las 8 de la tarde, automatizando cada movimiento, sin pensar, sólo ejecutando porque si llego a gastar algo de energía en trabajar la sesera me habría desplomado en cuestión de segundos.
   Y quiero compartir algo que ha cambiado mi estado 180 grados, para bien, por supuesto, y que supone todo un orgullo para una servidora.

   Mientras colocaba y clasificaba ropa, la mediana, con su verborrea incesante, de repente deja de hablar de cosas insustanciales para mí, pero de vital importancia para ella, porque hoy tiene uno de esos días preadolescentes-precocísimos en los que su existencia es una auténtica tragedia griega (es para conocerla, pero que sepas que, cuando está cansada su vida apesta y es lo peor con diferencia). Pues eso, que deja de hablar y me dice:
- Mami, ¿cuánto llevas haciendo cosas hoy?
- Pues todo el día hija.
- De esta casa hoy la más cansada eres tú, y luego Rodri porque no ha dormido, y luego yo porque no veas como he trabajado entre el cole y tal y el último Alejandro, ¿verdad? Y Kiara nada porque está todo el día tumbada aunque mi hermano diga que es un perro guardián...
- Bueno, ya queda menos para acostarse.
- Es que hay que hacer muchas cosas. Pero...digo yo que entre todos podemos hacer las cosas ¿no? Hay cosas que podemos hacer, ¿eh, eh? Como...poner la lavadora, bueno la ropa y tal. Y la colada...
- Es lo mismo hija.
- Y planchar...bueno planchar no que somos pequeños y papá no sabe. Pero poner la mesa sí, y hacer desayunos y meriendas, y bañarnos...Así tú no estás tan cansada.
- Entre todos colaboramos. claro hija.
- Y no te preocupes porque, como te dije el otro día, cuando parece que todo sale mal. seguro que pasan cosas buenas. Cosas malas, y cosas buenas, cosas malas y cosas buenas. ¿Ves? Como hoy estás cansada, seguro que mañana va a ser un día MARAVILLOSO.
 - Pues seguro que sí cariño, cada día pasa algo bueno, por supuesto.
- Además, en cuanto se solucione la ruta de Rodri, terminéis con lo de la mudanza -que ya queda menos, ¿verdad?- ya no estarás tan cansada ni tendrás tanto que hacer. ¿Verdad?
- Ya queda menos bichito, claro. Venga, vamos a dejarlo por hoy, ¿si?  A por los pijamas...Espera, que te voy a comer esas mejillas un poquito...
    Y...¿qué más puedo añadir?

    Que por cuesta arriba que se te puedan hacer los días, siempre encontramos el aliento necesario donde menos te lo esperas.

   Hoy ha sido la sabiduría infantil de mi 6. Mañana puede ser un abrazo de mi casi 8. Pasado el saludo de un desconocido por la calle. Cualquier cosa.
   La verdad es que yo no he tenido que estar muy atenta a las señales. Tengo todo un filón durmiendo justo en la puerta de al lado: mi preadolescente-precoz que como siempre ha estado INMENSA.

11 comentarios

Write comentarios
Verónica
AUTHOR
21 de octubre de 2015, 10:02 delete

Ains es que a veces, incluso el peor día, ellos saben convertirlo en el mejor!!

Dale un beste de mi parte a esa mozalbeta!!!

Y para un poco que vas a explotar...

Muacks

Reply
avatar
21 de octubre de 2015, 10:03 delete

Genial!!! Y es que estas son las cosas que te hacen seguir adelante!! Lo que lleva a poder con todo!!! Muchos ánimos que al final todo tiene su recompensa!!! Besos

Reply
avatar
21 de octubre de 2015, 10:17 delete

Te lo digo muchas veces, esa niña es un potosí!!! Cómetela a besos porque vale un montón!!! Y ánimo, guapa! Recuerda que todos los días sale el sol! <3

Reply
avatar
21 de octubre de 2015, 18:46 delete

Ayyyyy me la comooooo!
Desde luego que la maternidad te cambia la vida, de hecho te la vuelve del revés, te agota pero esos momento, esos.... Imposible vivirlos en otras facetas de la vida.
Son lo mejor del mundo mundial!
Enhorabuena por esa hija que es todo corazón.
Un besazo.

Reply
avatar
Gema
AUTHOR
21 de octubre de 2015, 20:29 delete

Esas son las cosas que hacen qte los comas a besos. Me alegro mucho!!

Reply
avatar
21 de octubre de 2015, 20:29 delete

Que maravilla de hija y es que cuando ellos se dan cuenta de nuestros sacrificios porque todo este bien, se preocupan también por nosotras. Besos!

Reply
avatar
22 de octubre de 2015, 0:16 delete

Tu hija es una sabia, de verdad, y un amor de niña. Es capaz de llenar de luz los momentos oscuros. Y eso no tiene precio.
Espero que hoy te dejen descansar (y que Rodri también descanse, pobre, que luego estará agotado). Besos!

Reply
avatar
22 de octubre de 2015, 0:29 delete

Muchas veces los niños ven la luz donde nosotros solo vemos sombras.
Qué complejo llega a ser todo pero qué sencillo para ellos. Es mágico!!! Y tu peque... También lo es ❤️

Reply
avatar
Lai PV
AUTHOR
22 de octubre de 2015, 2:07 delete

Qué grande tu hija. La semana pasada estuvimso con el padre fuera algunos dias. Yo llevaba semanas quejandome que las terremoto de dejaban de pelearse. Pues bien. No se pelearo. Nada. Cero. Hubo tranquilidad, quisieron jugar a recoger, no dieron guerra...y se durmieron abrazadas cada una a uno de mis brazos. Yo pensaba que iban a ser unos dias agotadores...y resulta que los disfrute mucho.

Reply
avatar
GololoyToin
AUTHOR
29 de octubre de 2015, 11:59 delete

Ella es especial :). Aprovecha su sabiduría, ¡y que tengas muchos días maravillosos guapa!

Reply
avatar