Madrid Petit Walking. Crónica de un desfile.

19:47:00 2 Comments A+ a-

   El pasado viernes 30 de octubre se celebró en Madrid una nueva edición de la Madrid Petit Walking, una cita con la moda infantil imprescindible que reunió una gran diversidad de marcas con todo tipo de estilos. 
   El lugar no podía ser más adecuado: el Palacio de las Alhajas, en pleno centro, que proporcionó un aire señorial y diáfano a la presentación de este esperado evento. 
   Gracias a Miramami club tuve la suerte de poder asistir y disfrutar de primera mano del desfile, que, tal y como nos introdujo Esmeralda Moya, presentaba colecciones que se encuentran en las tiendas, no tendencias.
  Y ya lo creo que lo hizo.  La suerte de vivir en una ciudad pequeña como Melilla es que recorrer sus céntricas calles supone no perderte nada, y poder observar en un corto espacio de tiempo todas las novedades que llegan a la ciudad autónoma. Es el caso de Cóndor, Trasluz o Bóboli, cuyas colecciones prácticamente puedes conocer de memoria por tenerlas de paso cada día. Y he de decir que si tras los escaparates son bonitas, lucidas en estos pequeños profesionales te dejan sin habla. 
   Pido desde ya disculpas por la calidad de las imágenes: llegué recién aterrizada, sin cámara y mi posición no era muy buena para las fotos...En fin, Mario Agulló es el fotógrafo oficial y se pueden disfrutar cada una de las instantáneas en la página de Petit Style...
   Señorita Lemoniez presentó una colección muy elegante con colores vivos en gamas rojos-cereza, azulones y verdes, evocando cuentos tradicionales.
   La conocida Zippy, como siempre, mostró una colección muy alegre, divertida, cómoda y práctica, con tejidos de lo más variados.
FOTO: Mario Agulló
FOTO: Mario Agulló
  Reconozco que desconocía IDO, marca que presentó ropa muy dinámica con estilos cuyas combinaciones fueron un auténtico descubrimiento.
   Felicia Much, de origen gallego, cuya seña de identidad es la ropa elaborada a mano, de manera que cada pieza tiene ese toque personal, ese carácter único que la diferencian de otra. Muy romántica sin duda.




















Tartaleta, fiel a su estilo con gran variedad de tejidos, fornituras y brocados, con una colección preciosa vintage y romántica. Hubo un par de vestidos en especial que me encantaron:
                                       

   Bóboli es una marca que tiene un punto de nostalgia para mí ya que fue de las primeras que me inspiraron cuando mis niños eran pequeñines para vestirlos conjuntados. Una explosión de color, vibrante, urbana, cosmopolita y cómoda. Este polo me pareció una chulada:
 












Bébécar hizo gala de sus mejores diseños en cuanto a coches y sillas de paseo, tanto los modelos más clásicos como su Stylo class o la gama privé entre otros, A destacar los tejidos antimanchas de su gama "magic", y toda la variedad de colores y estampados.














   Mamá mi sol para mí el mayor descubrimiento del evento. Esta firma, surgida de tres madres emprendedoras (Madre e hijas que ahora también son madres), permite que puedas diseñar tu propio traje de baño, pijama y camisón. Se escoge el patrón, se seleccionan los accesorios, combinas las telas...y obtienes una prenda única para tí o para regalar a los que quieras. Una gran apuesta!!















Trasluz, sinónimo de elegancia destacó los colores mostaza, azulones, verdes y rojizos en una colección para los más exigentes.













Cóndor ha dejado de ser el referente para calcetines y leotardos de calidad de nuestra infancia y ha adquirido identidad propia como marca de ropa cómoda, trabajada y con un estilo muy dulce. La colección "Chocolat" es impecable,
                                           

Curro de Loucas presentó por primera vez, una colección muy clásica que busca diferenciarse a través de los pequeños detalles.

What's up! Kids, con una colección urbana, muy muy divertida y casual.













   La veterana Lasuanzes, que suele combinar tendencia con practicidad sorprendió con una colección de ceremonia, tanto para niños que van a realizar la primera comunión como para asistir a cualquier otro evento que requiera de esta puesta. He de decir que a mí, nada amante de los vestidos manga de farolillo y rimbombantes para estas ocasiones me parecieron una apuesta original y elegante, combinando colores y tejidos

 
   Para cerrar Kauli, con su "Afternoon Tea" trata de evocar el renovado ritual del té de la tarde con una colección clásica pero renovada, con brocados y destacando la recuperación de la pata de gallo, con tonos rosas y crudos.

   En el Showroom Motas de lana se presentó como un proyecto que ofrece la posibilidad de crear listas de regalos para los momentos más especiales de los peques...

   Para cerrar, como broche de oro, la genial actuación de Cris Méndez interpretando "Sube", mientras los cañones disparaban confeti de corazones, con algún que otro susto de los peques...   
   Mil gracias por la oportunidad a Miramami Club y a Petit Style, el viaje sin duda mereció la pena y espero tener la oportunidad de vernos en la próxima!!
video


-


2 comentarios

Write comentarios
6 de noviembre de 2015, 18:59 delete

Que chulo el desfile. Algunas firmas tienen un estilo de vestir que me encanta. Yo también compraba mucho en Boboli cuando eran peques!!

Reply
avatar
7 de noviembre de 2015, 18:27 delete

Lo bueno es que hay para todos los gustos y estilos (y economías). De peques me encantaban las colecciones de Bóboli...iban ta monos....ahora más mayores ya es otra cosa. Estuvo genial! Gracias por pasar. Un beso

Reply
avatar