Buscando el secreto de la madre Pantene.

9:27:00 10 Comments A+ a-

   Te conozco, no sé donde vives. pero sé dónde puedo encontrarte. 
   Día tras día, tras día, tras día.
   Esperando a que uno, uno sólo cometas el más mínimo error, ese error que me constate que eres humana, que no eres una ilusión ni la mayor de las pesadillas.
   El día en el que no te combinen bolso y zapatos, o se te haya olvidado ponerte rimel, o aparezcas en mallas de deporte, o vislumbre alguna mancha de babilla en la parka. 
   Pero no llega.
   Mira que yo me levanto pronto, lo hago, y no pierdo el tiempo. 
   Desayuno, preparo el de los niños y les ayudo si es necesario. Mientras les jaleo semi histérica para que se aseen no-sea-vayamos-a-llegar-tarde, preparo las mochilas con los almuerzos de rigor y voy ventilando habitaciones.
   Entre úlceras revoltosas que se vienen arriba al verlos que, en lugar de vestirse están jugando al juego más ruidoso al que se pueda jugar a horas indecentes, los rizos desatados que no hay gancho que recojan, las ojeras mapache que no hay corrector que disimulen y la mueca torcida de madre loca, se me van pasando los  minutos.
   Reviso aseos, peino y perfumo (embadurno) con la colonia infantil de turno.
   Entre gritos para que se callen -paradójico, ¿verdad?-, me voy cambiando yo. Y no, no tengo tiempo de ducharme ANTES de ir al colegio.
   Pero eso sí, bragas y calcetines limpios no sea que, como diría mi madre, me pase algo, tenga que ir al hospital y a ver qué va a decir el médico.
   Me pongo lo que pillo guardando cierta armonía, evitando arrugas, tratando de conjuntar colores pero siempre buscando la comodidad. O sea, botines planos o bailarinas, para lamento de mi esposo -fetichista confeso y defensor a ultranza del taconazo-.
  Porque, cuando vas con niños por la calle a determinadas edades, diez minutos de trayecto pueden convertirse en media hora de misión de rescateaventurasinfinsúpermegaestresante.
   Y llego, siempre a tiempo, pero con los sudores de la muerte. Es así. Colorada, fatigada, "¿oleré mal?" "no creo, que me duché anoche y me he lavado como los gatitos, pero me he lavado".
   Entonces llego a la fila y te veo. Peinado impecable, de peluquería. Si el pelo es liso, nada de puntas abiertas ni de electricidad. De alisado con keratina instantáneo. Si es rizado, cero encrespamiento y bucles u ondas al aire perfectos. 
   Vestido, traje de chaqueta divinos, con taconazos imposibles que ni yo para una boda. Bolso a juego, collar, pulseras, maquillaje impoluto. Ese eye liner perfecto, ese conjunto de sombras de ojos. Ni un brillo en la cara. Un anuncio de Max Factor y Pantene viviente, andante.
   Sonriente, relajada. Emanando feminidad.
   Y me atrapas hipnóticamente. No puedo dejar de mirarte.
   Te admiro y te odio a partes iguales.
  ¿A qué hora te levantarás? ¿Te acuestas así, con una mascarilla de gel frío para conservarte?¿Tienes un personal assistant?¿Tus hijos no corren?¿No se te escapan?¿Te obedecen a la primera?
   Porque os digo amigas, que haberlas haylas, y no son pocas. Y entre ellas se huelen y se juntan, en enjambre, se atraen, reconocen, Mente colectiva.
   ¿Es algo del colegio, del ambiente?
   Llegas a casa con el firme propósito de emularla para recogerles a mediodía, y al final te pones lo mismo pero al menos te has duchado.
   Que una, ante todo es muy limpia.

   Si eres una de ellas. cuéntame tu secreto, que compartir es vivir hermana.

10 comentarios

Write comentarios
19 de diciembre de 2015, 21:14 delete

Jajaja, y no te miran raro? Como diciendo no entiendo como vas con la lengua fuera y con esas "pintas"

Reply
avatar
Atajou
AUTHOR
19 de diciembre de 2015, 21:47 delete

Esas madres a las que se puede odiar con la fuerza de los 7 mares.
Pero nosotras,limpias como la que más.
Y con un sentido del humor a prueba de bombas y que nos combina con cualquier cosica que nos pongamos.
;)

Reply
avatar
Atajou
AUTHOR
19 de diciembre de 2015, 21:48 delete

Esas madres a las que se puede odiar con la fuerza de los 7 mares.
Pero nosotras,limpias como la que más.
Y con un sentido del humor a prueba de bombas y que nos combina con cualquier cosica que nos pongamos.
;)

Reply
avatar
Lia
AUTHOR
19 de diciembre de 2015, 22:30 delete

Yo tb sé sus secretos, pero sé que haberlas haylas...y tampoco puedo dejar de mirarlas O_O

Reply
avatar
20 de diciembre de 2015, 1:12 delete

jajajaja, no sabes lo que me río con tus entradas, yo no tengo peques aún pero mis amigas sí, y cuentan lo mismito que tú, yo en el cole también veo a madres con tacones y flipo jajaja. Gracias por tu entrada, te espero en mi blog si te apetece, tengo entrada nueva!

Reply
avatar
Sonia Gómez
AUTHOR
20 de diciembre de 2015, 10:04 delete

Ella que recoge a los niños saliendo del coche como si nada, impoluta y perfecta, sin canas ni raíces... Y tú que bajas la calle medio corriendo, sin comer, con las gafas de lado, medio sudando con la gabardina y el bolso y la mochila del fútbol y tratando de no matarte con los tacones como los equilibristas del circo del sol .... Jajajjajjajajja.

Reply
avatar
20 de diciembre de 2015, 18:38 delete

Me ha encantado!!!!!! lo de las bragas y calcetines limpios se ve que es universal.... Yo no tengo hijos, pero me he estresado solo leyéndote, aunque también te digo que no creo que llevara al cole a mis hijos llevando tacones, que me parece fenomenal por quien lo haga....

Reply
avatar
20 de diciembre de 2015, 21:45 delete

Yo creo que nos vemos a nosotras mismas peor de lo que estamos y a las demás mejor también. Es verdad que algunas tienen un arte... Pero lo normal no es, por suerte Jajajaj En el parque he visto varias ¡con tacones andando sobre los chinos! Yo loca mirando claro. Súper monas. Pero no es nada práctico. Yo, ni loca. Ya incluso si voy sin niño. ¡Viva la comodidad! Además, para ir mona no hace falta llevar tacones 😜

Reply
avatar
21 de diciembre de 2015, 22:48 delete

Jajaja Lo que me he reído con tu post. Pues mis mañanas son parecidas, aunque yo no perdono la ducha. Me levanto antes que ellos y si se despiertan... pues diez minutos de tele para ducha rápida (sí, así de malamadre soy que uso la tele de niñera para ducharme). Cuando en la puerta del cole veo a esas madres arregladísimas, más que la ropa, que te la dejas preparada y ya está, me sorprende que hayan tenido tiempo para maquillarse... ¡y para maquillarse bien! ;)

Reply
avatar
21 de diciembre de 2015, 23:43 delete

Jajajaja, yo nunca podía ducharme para ir a llevarlos por la mañana, lo hacía a la vuelta y de milagro. Me he reído un montón, porque es universal,, en todas las zonas y en cualquier época hay mamis megachachis.
Un besito.

Reply
avatar