Tranquilizando a la primeriza. Cartas desde el Líbano 5: El picante, náuseas y empachos varios

9:19:00 1 Comments A+ a-

Náuseas-embarazo-entiemético-blog-primeriza-maternidadMis tres embarazos fueron complicados, por diferentes motivos. Las náuseas fueron una constante y el mal cuerpo mi acompañante permanente.
Recuerdo esas mañanas en las que el cuerpo no me respondía y apenas podía irme a trabajar. Todo me provocaba arcadas: ambientadores, café, perfumes... Una de las compañeras que limpiaba la oficina comenzó a inundarme de lejía el despacho por las tardes porque era lo único que mi olfato permitía (qué majísima Fatiha y lo que me ayudó...)
A lo que voy, que las que hayan sufrido en sus carnes esos momentos saben a lo que me refiero: ni Caribán ni Emenea ni Alquén para los ardores. Horroroso.
Entonces llegaba la llamada de mi marido, semanal, o el mensaje diario en el que tras preguntarme cómo me sentía y vomitarle virtualmente, me respondía contándome las comilonas que se pegaba en las diversas reuniones que mantenía
¿¿En serio hombre de Dios?? :
-Churri, no me hables de comida por favor, que me encuentro fatal.

- Buf, ¡qué me vas a contar que nos hemos metido un kilo de pollo especiado entre pecho y espalda que...
- Por favor, no sigas, en serio
- Ay perdona. Pues nada, que mañana tengo una reunión todo el día en nosédonde y nos toca comida con el jefe del batallón. Ya verás cómo acabamos hasta empachados...
- De verdad, voy a vomitar.
- Ay pobrecilla, ¿y no puedes tomarte nada? El otro día, cuando tuvimos la cena con el general me tuve que tomar unas hierbas del dolor de estómago. Todo fritanga y grasaza...
- Me voy.
- ¿Vane?¿Cari?¿Oiga?
En fin, no puedo sino compartir todo este derroche de amor y comprensión con vosotros, ya en la recta final...


"Sí, lo sé, esta semana he tardado más en daros novedades de la operación Libre Hidalgo III, LH-III para los amigos, entre los que os incluyo a todos. Sé que la intranquilidad os superaba. Bueno vale, sé que no os preocupaba especialmente, PERO JODER, dejad que me de un poco de importancia, que tampoco cuesta tanto. El motivo del retraso ha sido el trabajo. El duro, agotador y nunca suficientemente valorado trabajo que estoy realizando en estas tierras.
Os voy a contar, brevemente y sólo lo más importante, cómo ha transcurrido la semana:

Lunes. Destaco la inspección de los aparatos de aire acondicionado de los contenedores dormitorios. Qué nervios, qué tensión, habían dicho que pasaban por nuestro bloque a las 1200, eran las 1230 y no acababan de llegar. ¿Qué pasaría?, ¿algún accidente?, ¿algo más grave, quizás?... ¿Alertamos a la reserva?, ¿Informamos a España?... Como véis, la tensión se palpaba. Nosotros somos así...
Al final, dejamos las puertas abiertas y nos fuimos, que tampoco era cuestión de estar todo el día...
Y ahora que lo pienso, no tengo la menor idea de si al final fueron o no a verlos. Que cosas.
Y así, como cosas destacadas, poco más. Y sí, lo sé, puesto así parece un poco pobre, pero hay que vivirlo.


Martes. Visita del FPWG (ésta ya os la sabéis, el Force Protection Working Group) a las restantes 3 posiciones del Batallón Nepalí.
Oye, muy bonito todo, unas cosas bien, otras no. Pero lo más destacable de la visita fue que a las diez y media de las mañana nos pusieron lo que viene a ser un desayuno: patatas fritas, salchichas picantes, pollo frito y beicon con cebolla. Lo normal, vamos. Eso sí, ya sabéis que los orientales para estas cosas son muy suyos y hay que comérselo todo para que no lo consideren una falta de respeto. Y oye, eso nunca, yo repetí dos veces. Por educación que no quede. Y por España, lo que sea.
... acabamos a las 1115... o eso creíamos, que entonces nos dijeron que eso era el aperitivo y que la comida empezaba en ese momento, que teníamos que pasar al comedor. No os podéis imaginar la cara que pusimos. Ya nos parecía que nos miraban sorprendidos cuando repetíamos tanto...
Pero de nuevo la educación, entramos al comedor y... sí, somos débiles, o muy educados. El caso es que de nuevo nos pusimos tibios, Un plato con arroz, más salchichas, sopa-lentejas, pollo, salchichas y un mejunje que picaba de cojones. Y todo junto y mezclado. Según ellos, después se mezcla en el estómago... y mirado así, pues tienen razón.
Y de nuevo, por España, a seguir comiendo. Y estaba bueno, por lo menos hasta que probé un pimiento que me dieron.
Especias-picante-Libre Hidalgo-OTAN-blog-primeriza-maternidadPicante dijeron.
La madre que los parió. Sin comentarios.
Pero a lo que iba, la verdad es que a partir de ese momento ya no pude distinguir ningún sabor, así que...
Y después del postre y unas hierbas volvimos, con la íntima satisfacción del deber cumplido a la base. La misión se había cumplido sin novedad, volvíamos a nuestro bien merecido descanso. Y llenos a reventar, todo hay que decirlo.
PERO NO ACABÓ AHÍ, al llegar me entero que tengo que ir a la comida protocolaria con el General Jefe de la 13 Brigada de las LAF (Palabra de la semana, Fuerzas Armadas Libanesas)... impresionante documento,
¡¡¡CUATRO PLATOS.!!! Y yo hasta arriba. QUE SACRIFICIOS NOS EXIGE LA PATRIA, POR DIOS.
Efectivamente... me lo comí todo... y después no recuerdo nada más.

Miércoles y Jueves... ¿qué hice esos días?
Ni idea, no me acuerdo, pero supongo que estuve recuperándome.

Viernes. Reunión de ESS (Engineer Suport Service) y CBTENG (Combat Engineer) en nuestra base. Y os pongo el nombre para que comprendáis la complejidad de la misión. Sólo aprenderse las siglas y quien asiste a cada una requiere dos meses. Asistir no, en seguida te apuntan a alguna, pero da igual, como normalmente no se hace nada y no sirven para nada tampoco importa demasiado a cual vayas. Vamos, yo llevo así dos meses y todavía no ha pasado nada. Pero de las reuniones hablaremos otra semana, que el tema da para mucho.
Lo más destacable, una vez más, la comida que nos pegamos. Durísimo.

Sábado. Día de la Patrona de Covadonga y día de Asturias. Y claro, como el Batallón que está aquí es de allí, a celebrarlo. Degustación de productos típicos: chorizo criollo, queso de cabrales y fabes. Con cualquiera de las tres cosas ya habría comido, pero se ve que se me está pegando lo de los orientales y estoy de un educado que me salgo. Tibio me puse. AH, y por la noche, fiesta con conjunto de música hasta las DOS DE LA MAÑANA. Dos horas más tarde de lo normal. Estamos que lo tiramos.

Atracón-comilona-desmedido-blog-maternidad-LíbanoY el domingo. ¿Creéis que descansamos? Ni hablar. Comida de celebración de la ALOG... no, no recuerdo que celebraban, pero algo importante. La paella, buenísima, pero la panceta con pimientos... la panceta con pimientos... MADRE DE DIOS. Puro vicio.
... y acabó la semana. ¿Entendéis por qué no podía escribiros?, ¿de dónde saco el tiempo o las fuerzas?
Horrible. !Y que haya gente que no valore nuestro trabajo!
En fin, os dejo, me voy a dormir, que sólo de pensar lo que viene, me canso de nuevo.
Un beso a todos.


Posdata: por lo demás, bien."


Sí, pena, de las grandes. Mientras yo perdía kilos por el camino (en mi primer embarazo engordé nueve sólo, en el segundo y el tercero sin embargo me puse como una ceporra), él los iba recogiendo, aunque luego hay que reconocer que los quemaba y si había que trabajar y apagar fuegos era el primero al pie del cañón, como ha sido siempre.
En fin, espero que no os haya resultado demasiado duro...


1 comentarios:

Write comentarios
GololoyToin
AUTHOR
8 de agosto de 2016, 13:16 delete

Jajajajaja, ¡es un crack! Un besote

Reply
avatar