Teatro-títeres-Triki-mediana-Lenovo-benéfico-generosidad

Ya sé que he hablado muchas veces de las virtudes de la de 6, la mediana.

Que puedo resultar algo pesada, incluso cansina.
Pero es que no hay día que esta criatura no me sorprenda con algún detalle que, no sólo me hace quererla algo más (que ya es difícil), sino que me llena de esperanza pensando en que hay pequeñas personitas que en un futuro van a poder cambiar el mundo. 
Y ella es una de esas personas. Sin duda.
Es un ejemplo de GENEROSIDAD, así, en mayúsculas grandes, negrita y subrayado.

   “Mamá, ponme el video de Clan, por favor”
   “Si hija, espera un momento. A ver que abra esto, espera que la tapa no va bien, al ver esta tecla…”
   “Uf, tienes que comprarte otro ordenador mamá”
   “Bueno hija, hay cosas más importantes que comprar ahora mismo”
   “…(Poniendo cara de estar rumiando un plan súper importante) Ahora vengo. No escuches…”

Mi portátil es un Lenovo profesional que tiene la pila de años. La pila. Duro como pocos. La de veces que lo habrán trasteado, tirado, que habrán roto cargadores. Cambio de ventilador, alguna batería…pero como una flecha, ágil y efectivo. Dada esa resistencia ha sido el “familiar”, con el que jugar a “Fantasmín” y “Pipo”, ver horas de cantajuegos, videoconferencias y luego, ya si eso, con el que una servidora trabajaba.
Pero todo tiene un límite, más cuando el de tres tuvo una de sus etapas destroyer en la que me privó de las teclas  “e”, “u”, “,” y “n”, faena que el de 7 remató jugando al lanzamiento de Pc a lo largo del salón, partiendo la tapa. Un cromo.
Teatro-títeres-Triki-mediana-Lenovo-Thinkpad- benéfico-generosidad

Y yo, pues no pido. Cuando las letras se traban utilizo el del señor esposo, un Ultra fino portátil, el cual, para utilizarlo, es necesario presentar una instancia prácticamente. De esos que para verlo hay que pasar dos veces por lo finísisisisisimo que es…
La cuestión es que la niña, decidió esta mañana que mamá necesitaba uno nuevo, entonces organizó un teatro benéfico para recolectar monedas, con la connivencia de papá y abuela que no debían contarme nada.
Y así nos reunió, ensayó un poquito y, tras cobrar entrada, comenzó el show:

    “Señores y señoras, niños y niñas, palomos y palomas (tal cual), bienvenidos al espectáculo benéfico…”
    “Que vengáis todos yaaaa!! Que si no empieza tarde y tengo que devolver el dinero, jolín”
    “Érase una vez, una chernita y un monstruo….”

Y empezaron las dos obras (suerte que tiene una) de marionetas, a cuál más apasionante, en las que hubo misterio, animales, peluches, mosntruos de las galletas y algún que otro gesto de canibalismo, pero, ¿quién soy yo para juzgar la capacidad creativa de la autora y más con tal fin?
Teatro-títeres-Triki-mediana-Lenovo-benéfico-generosidad

Al final la expresión de su carita eran todo satisfacción y felicidad al ver que, entre lo que había recolectado y lo que tenía en su monedero ¡¡había 19 monedas!!! Con eso ya quería que nos fuéramos esta tarde…

A mí el corazón se me ha hecho grande grande esta tarde de la emoción y orgullo. 
Papá le ha prometido que lo que falta lo pone él y ella se ha sentido tan bien.

   “¡Ay mami” A ver a quién podemos ayudar más hoy, que yo organizo otro teatro o hago algo en la calle, un baile por ejemplo…”

Esta es la niña que cuando se encuentra alguna moneda por casa quiere dársela a la señora del metro que hay siempre…
Teatro-títeres-Triki-mediana-Lenovo-benéfico-generosidad-monedas

La que reparte las bolsas de chuches con su hermano aunque él no haya hecho lo propio.

La que cede su tiempo para que podamos dedicárselo más al mayor con un, “bueno, otro día me toca a mí, eh?”
La que siempre siempre da su brazo a torcer cuando el pequeño se encabezona con algo.
La que lo comparte absolutamente todo porque “Así es como tienen que ser las cosas”
   
Que digo yo, que si los adultos tuviéramos una cuarta parte de las buenas intenciones de las que ella tiene, y me da igual el color, rojos, azules, de colorines…, las cosas irían infinitamente mejor y todos seríamos un poco más felices, ¿no?