Quedan menos de dos meses para las vacaciones de semana santa. Y en nada de tiempo muchos peques se irán de acampada, excursión o viaje. Hay que aprovechar porque además la fecha se presta al buen tiempo.Y no sé vosotros pero yo, cuando escucho la palabra campamento lo que veo son montañas de camisetas, calcetines, ropa interior y enseres por marcar. ¿O NO?
 
Recuerdo a mi madre, semanas antes de que mi hermano yo nos fuéramos, borda que te borda durante horas, cada una de las prendas que teníamos que llevar. Lo pienso y me echo a temblar porque uno, ni sé bordar y dos, aunque supiera mi ritmo de vida no me da para ello.Con tres niños la digna y poco reconocida tarea de marcar la ropa debe ser algo ágil, rápido y efectivo, y no os cuento para preparar el inicio de curso.Que ojo, la probabilidad de que no pierdan nada a lo largo de nueve meses suele ser prácticamente imposible. Cuando no es una bolsa del desayuno, es un jersey o un guante. En mi caso el pequeño lleva ya dos plumíferos y tres sandwicheras.

Pero marcar puede minimizar el riesgo de pérdida, el deterioro económico de tener que pasar la vida reponiendo objetos (que no hay cosa que genere más mal humor) y por supuesto, facilitar que los niños identifiquen de manera sencilla sus pertenencias.

Hemos probado de todo amigos, creedme. Son años ya con una dilatada experiencia en objetos perdidos y lo que aún no conocíamos eran los SELLOS.

Sellos marcar Patapam

¿Cómo no conocía yo los sellos? ¿Por qué me he pasado horas planchando, con lo poco que me gusta, camisetas y quemando más de una? ¿Por qué me he dedicado a escribir nombres por todas partes cuando al cabo de los meses ya no se ven? Ojo, y cuando la tinta no se fija porque hay tejidos tan buenos, o hechos con tan mala uva que son anti todo, im-po-si-bles.

Y estos niños tienen la costumbre de ensuciarse, es un estado inherente a su existencia, siendo las lavadoras una constante día sí y día también en mi hogar, así que a excepción de lo que está cosido todo lo demás se esfuma.

Pero los sellos…de verdad. Es que salen más económicos,  se pueden estampar en ropa y papel, son rápidos de aplicar y lo mejor de todo: ¡¡¡lo pueden hacer ellos!!! Doy fe de que les encanta. A ver, si son muy peques no esperéis una precisión suiza pero de verdad, es divertido y sencillo, y se hacen responsables de sus cosas. Esto es importante.

Al grano que me disperso, pues atentos porque he descubierto los Sellos Patapam para marcar la ropa, que me ha gustado especialmente y como compartir es vivir, os cuento un poquito de este descubrimiento como consejo del día, ya sabéis…

¿Dónde se pueden aplicar?

Se pueden aplicar en gran cantidad de tejidos absorbentes, como algodón, poliéster o lino. También en material de papelería como cartulinas, libros, libretas. Lloro de emoción.

Eso sí, si la ropa es nueva mejor lavarla antes. Esto es porque suelen venir de fábrica con tratamientos para darles un tacto, brillo…lo que se conoce como apresto y evitaría la adherencia correcta de la tinta. Así que por si acaso, mejor una lavadita previa.

¿Duran mucho las impresiones?

Otro de los temas que me ha llamado la atención es la duración, porque es directamente proporcional al ahorro, y en casa somos muchos. En este caso las almohadillas de tinta dan para 1000 impresiones. Muchos niños, muchos cursos, muchas prendas dan cabida ahí, ¿eh?  Y muchos lavados, porque aguantan del orden de 30-40, según la temperatura. Cuando se va borrando la tinta pues nada, estampamos encima otra vez y listo. Y si se acaba pues se compra solo el recambio…

recambio sellos marcar Patapam

¿Cómo son?

¡Muy chulos!, porque hay un montón de diseños. Al pequeño de la casa le chiflan los de superhéroes:

Sellos marcar Patapam

Hay donde elegir: de animales, transportes, casas, comidas, para bebés…y algo que me parece muy útil: ya vienen diseños hechos para indicar intolerancias en los peques al huevo, pescado, leche, gluten y frutos secos, sin duda un detalle importante al haberlo tenido en cuenta ya que los niños si son muy pequeños no siempre saben transmitir esa información.

Sellos marcar patapam

También puedes personalizarlos, subiendo tu imagen preferida y texto, haciéndolos únicos. 

¿Dónde y cómo los pido?

Tienen una web, Patapam y ahí eliges o diseñas y los pides. En dos o tres días los recibes en casa. Muy rápido, la verdad y por experiencia os digo que en algunas ocasiones he tenido que esperar hasta dos semanas. Así que otro punto a su favor. 

Todo muy bien, pero ¿cuánto cuesta el pack?

A ver, el pack cuesta 37’50 e incluye sello personalizado, su tinta especial, una cinta termoadhesiva blanca para tejidos oscuros y una bolsita de tela con su primera estampación. El recambio de almohadilla cuesta 12 € e incluye dos recambios para el sello de marcar ropa.

Si hacemos cálculo, sale cada estampación a 0’037 céntimos. Y con el recambio ya el coste es mínimo. Asumible por completo. 
Pues nada más, espero haber arrojado un poco de luz en este mundo de marcadores y montañas de ropa. Y si eso otro día hablaremos de las gomas en las chaquetas para colgarlas de las perchas en clase…

 

¿Conocíais los sellos?¿Los habéis probado?