Hace un tiempo os hablé de las «Autism awaress quiet evenings», la iniciativa que desde Lidl Irlanda se había implantado en cada uno de sus supermercados. Consiste en establecer un par de horas todos los martes que garantizan una experiencia de compra a nivel sensorial tranquila para las personas con Autismo y discapacidades varias.

Poco a poco van siendo muchas las empresas que se van uniendo a estas prácticas, como la cadena Coles en Australia, Morrison y Tesco en Reino Unido, Auchan en Polonia, Albert Heijn en los Países Bajos o Target en EEUU por poner un ejemplo.

Ahora da el paso Carrefour Argentina, que desde hace unos días ha hecho realidad «La Hora Silenciosa» todos los martes de 10 a 11 y los jueves de 14 a 15.

Durante el pasado mes de abril, en el marco del Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo, la Asociación Argentina de Padres de Autistas se unió a la cadena de hipermercados para realizar una acción puntual, con el objetivo de que las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) o con poca tolerancia a los ruidos ambiente, música y/o luces altas, se sintieran más cómodas, menos estresadas y pudieran disfrutar una mejor experiencia de compra junto a sus familias.

Para ello se eliminó la música ambiente, se redujo la intensidad de iluminación, se apagaron los carteles luminosos, se quitó el sonido a televisores y demás dispositivos electrónicos, entre otras acciones. Asimismo, el personal que recibió formación se identificó mediante un peto o brazalete de amarillo, estando a disposición de cualquier cliente para brindar asistencia en caso de ser necesario.

Ya sabemos que las personas con TEA no pueden procesar la información como las personas neurotípicas, de manera que pueden sentirse desbordadas por luces, ruidos, colores, aromas, música ambiente, cantidad de productos, gente, etc.

Una actividad tan habitual para muchos de nosotros como es ir a comprar a un supermercado, puede suponer un gran esfuerzo para las personas con Autismo. Es un entorno lleno de estímulos sensoriales, luces brillantes, olores diferentes, sonidos y movimientos inesperados… aspectos que pueden resultar difíciles de manejar sintiendo un malestar intenso. Puede resultar un lugar hostil, difícil de comprender y muy estresante.

Reservar un espacio de tiempo, una «hora silenciosa», adaptando los establecimientos comerciales a estas necesidades es una medida necesaria para promover la  accesibilidad cognitiva de los entornos a las personas con TEA y favorecer su inclusión social. Contribuyen a comprender, utilizar, participar y disfrutar de los recursos de la comunidad con autonomía y comodidad, y a disfrutar de la igualdad de oportunidades para todas las personas.

La cadena ha tomado conciencia de la responsabilidad que tienen como una de las empresas más grandes del mundo a la hora de generar cambios. Y añado personalmente que es un paso general deberían adoptar todas las grandes cadenas para empezar, ya que son un elemento muy poderoso de visibilización y concienciación.

En la delegación de Carrefour España llevan meses estudiando la posibilidad de aplicar por primera vez esta «Hora silenciosa», pero no ha pasado de intención. Esperemos que llegue el momento en el que se atrevan a dar el paso: la experiencia ya la tienen en otro país, solo habría que adaptarla.

¿Cómo valoráis esta medida? Yo solo espero que de implantarse sea a una hora en la que pudiera ir con mi hijo para ver su reacción y cómo se comporta, porque lo cierto es que los rangos horarios establecidos en Argentina no dejan lugar para hacer compra en familia, o con niños ya que al menos en nuestro país se encuentran en clase.

 

 

 

 

 

675 total views, 3 views today