Que se me pasa el día, ya ves, y resulta que hoy, sí ¡hoy! hace un año de la primera breve entrada de esta, mi particular aventura
   Un blog personal, para mi deleite, que jamás pensé que vería nadie más allá de mí, yo misma y una servidora, y mira, cada vez que veo que hay gente que realmente está interesada en leerme A MI, alucino pepinillos….
   No me puedo creer cómo pasa el tiempo. Sé que suena a tópico, pero es así, y más cuando decides comenzar la casa por la ventana como fue mi caso, ahí, a lo loco y, 365 días después sigues con más ganas aún y muchas, muchas satisfacciones.
   Ha sido un año de descubrimiento, de relaciones, de amistades, de empoderamiento, de desarrollo…un año liberador y catártico, y todo gracias a este espacio que me ha dado la oportunidad de expresarme, liberarme, confesarme, desestresarme, compartir…

   Y en mi cabeza muchas ideas, proyectos y novedades en el horno. ¡Uy, qué ganas! Pero tiempo al tiempo.
   Estas últimas semanas no he estado muy presente, y es que una tiene una vida paralela que, a veces, no le da para todo. Qué le vamos a hacer, 
   Pero ahora voy a hacer un parón en este frenético día tras haber sucumbido al Black Friday  -lo sé, es culpa de la globalización- para agradeceros a todos, a tí estar ahí detrás. 
   A Madresfera, por haber incrementado mi vida social en 6 meses más que en los últimos 6 años. Por los saraos, eventazos, por la calidez, por Mónica, por Rocío, por los ánimos, la empatía, por las amigas y como dicen mis queridas Trucosdemamá, la familia 2.0, 
   A Isis por confiar en mí y dar voz a esta madre especial. Y ¡qué rara sueno por cierto en el Podcast!
   A Laura por interesarse y hacerme un hueco en una sección que supuso un antes y un después.
   A Cristina por ese faldón en la Tribuna que tengo enmarcado, llámame ñoña…
   A Usúe por contar conmigo en este magnífico proyecto #mamiconcilia.
   A esas madres que de malas no tienen nada: María, Lorena, Arantxa, Mónica, Julia y Marta. Esos chats que echan fuego, literalmente.
   A Olga, por ese primer premio Dardos que supuso el inicio de una amistad 2.0 y una relación de madres Mombie compartida con Dácil intensa a más no poder.
  A todas las Trimadres, Cuatrimadres, Quintumadres, Octomadres…por ser unas valientes, entregadas e insensatas en los tiempos que corren y fuente de inspiración.
   A Frykimama, mi Madre Estresada, las cabreadas, las malasmadres…
   A todas las madres de niños especiales. Porque sí. Porque ellos y ellas lo valen.
   A a mi maridín, que no me lee, pero ¡oye!, me apoya y mira, puedo meterle caña sin pudor.
   Y a esa fuente inagotable en todos-los.sentidos que son mi triada.
   Os mando un fuerte abrazo y mil besos.
   ¡UN AÑOOOOOO!